Seguinos

El Mundo

El indígena que logró conquistar La Paz

BOLIVIA

Publicado

el

La capital boliviana se convirtió ayer en una multitudinaria fiesta popular cuando Evo Morales asumió como primer presidente indígena del país. El flamante mandatario evocó a Túpac Amaru, Túpak Katari, Bartolina Sisa, el Che Guevara, Marcelo Quiroga Santa Cruz y otros mártires del colonialismo y las dictaduras.


“Cambio histórico, vuelta de página”, no resulta fácil encontrar una frase que dé cuenta de lo que ayer sucedió en Bolivia. Evo Morales Ayma, de 46 años, se convirtió en el presidente número 69 de la historia boliviana, un cargo para el cual la mayoría pertenecía a las elites “blancoides”, con casos como Gonzalo Sánchez de Lozada, que hablaba mejor el inglés que el castellano; otros eran mestizos que lograron blanquearse, pero ninguno un “indio de verdad”. “El mundo mira a Bolivia”, titulaba sus imágenes una cadena de televisión, y los bolivianos también miraban al mundo, al menos quienes se concentraron en las calles de un domingo soleado para ver pasar las comitivas y aplaudir y silbar según el espectro ideológico de los ilustres visitantes: Alvaro Uribe de Colombia perteneció al segundo bando; Lula, Hugo Chávez o Néstor Kirchner al primero. Al mediodía, la atención se concentró en el Parlamento. El recientemente nombrado en Tiahuanacu “presidente de los indígenas de América” ayer lo sería oficialmente de Bolivia. Evo Morales vestía un saco de alpaca oscuro, con toques de aguayo (tejido andino), sin solapa ni corbata, sobre una camisa blanca. Una elegancia, llevada al paño por la modista boliviana Beatriz Canedo Patiño, que buscaba estar a tono con el momento histórico, pero escapando a un atuendo asociado a una parte minoritaria del país: el traje y la corbata. Fue su vicepresidente, el sociólogo y ex guerrillero Alvaro García Linera, el encargado de representar a esas “clases medias urbanas”, él sí con un elegante traje oscuro y una corbata que se quitaría apenas finalizada la ceremonia. Buscó materializar así la consigna electoral de poner en pie un “gobierno de poncho y corbata”, una “alianza de clases” que exprese el reencuentro entre los bolivianos, la reconciliación de Bolivia consigo misma. Con el puño izquierdo en alto, Evo Morales recibió su segunda “coronación”, esta vez la que vale según la Constitución Política del Estado y lo transportará a las páginas de los libros de historia como el primer presidente electo indígena, campesino y cocalero del país. Con una marcada emoción, el alguna vez “joven pelotero” recibió la banda presidencial de manos de García Linera y, desde el primer minuto, buscó dotar a su nueva gestión de todos los condimentos necesarios para una asunción “refundacional”, una divisoria de aguas en la convulsionada historia política boliviana, con eje en la nacionalización de los recursos naturales. El nuevo vice le tomó juramento “por Dios o por la creencia que profese y por la memoria de nuestros ancestros”, y el último verso del Himno, “Morir antes que esclavos vivir”, sonó con fuerza, como enfatizando el nacimiento de una segunda república que deje atrás la fundada en 1825, cuando Bolivia –en honor al libertador Simón Bolívar– se independizó de la Corona española, pero reemplazó el colonialismo ibérico por el “colonialismo interno”. “Recuerdo cuando en esta misma plaza desfilaban los mineros armados en los años “50, poco después de la Revolución Nacional de 1952”, comentaba con una visible emoción un veterano periodista y militante de izquierda mexicano que siguió de cerca la historia boliviana del último medio siglo: una historia de masacres, rebeliones y más masacres con breves “primaveras populares” como los primeros años de la revolución del “52, la Asamblea Popular de 1971 o el triunfo de la izquierda en 1982. Después del discurso vicepresidencial –en el que el sociólogo citó a Montesquieu para reclamar una “patria donde todos nos sintamos cómodos”–, el mandatario electo pidió un minuto de silencio para los “mártires de la liberación”. En medio del suave y solemne sonido de los pututus (cuernos de vaca), Morales trajo a la escena a Túpac Amaru, Túpak Katari, Bartolina Sisa, Ernesto Che Guevara, el diputado socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz (asesinado por la dictadura en 1980), y el padre Luis Espinal, quien sufrió igual suerte a manos de los mismos verdugos. Cultivador de coca en la región tropical del Chapare, el “hermano presidente” tampoco olvidó a sus camaradas de las seis federaciones cocaleras caídos en las batallas contra la erradicación, dirigida por Estados Unidos, de la “hoja sagrada”. “Gracias al movimiento popular de Bolivia y de América latina”, dijo en medio de aplausos y vivas a Evo que dejaban en evidencia la hegemonía masista en el nuevo Parlamento. “No es importante eso, no estamos en campaña”, retó con tono risueño a los legisladores. “Hasta hace 50 años, los indios no teníamos derecho a caminar por esta Plaza Murillo, esto parecía Sudáfrica”, dijo recordando una “historia negra” boliviana revertida sólo parcialmente por la revolución del “52, cuando milicias obreras y campesinas dirigidas por el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) le arrancaron al régimen oligárquico el voto universal, la reforma agraria y la nacionalización de las minas de los “barones del estaño” (Hoschild, Patiño y Aramayo). El domingo no desfilaron frente al Palacio mineros ni campesinos armados, pero era claro que el triunfo del MAS es el resultado directo de otros mineros y campesinos que desde el 2003 vienen tirando piedras y recibiendo balas frente al reclamo de un cambio político y económico en el país. Mientras “su” presidente hablaba de los “odiados, excluidos y marginados”, o de los indígenas “a los que les sacaban los ojos o les cortaban las manos por aprender a leer”, podía verse en las pantallas de televisión caras morenas, con arrugas que dibujaban las huellas de crónicos padecimientos e infinitas batallas casi siempre perdidas, con la expectativa de que tener a “un campesino que sabe pastorear llamas y trabajar la tierra” al frente del gobierno se traduzca en una nueva era, en el “vivir bien” que proclama el MAS. Al promediar su discurso, Evo Morales miró la hora y se permitió una broma: “No crean que Chávez y Fidel me están contagiando”, y, acto seguido, pasó a delinear los detalles de su “revolución democrática y cultural”. “Queremos cambiar Bolivia con votos y no con balas, nos dejan un país dependiente y transnacionalizado, si hubieran querido un poco a esta patria hoy seríamos mejor que Suiza, que se desarrolló sin recursos naturales”, denunció y anunció la nacionalización de los recursos naturales. La sonrisa de un periodista que tomaba nota en el centro de prensa cosechó el reproche de una militante masista, que le detalló cómo esos recursos fueron sucesivamente “saqueados” por intereses foráneos. Señaló que “privatizar el agua es violar los derechos humanos”; que no va a haber coca cero, aunque sí “cero narcotráfico”; que se van a acabar los latifundios improductivos y los planes económicos elaborados en el extranjero; que los profesionales bolivianos dejarán “de ir a lavar platos a la Argentina, Estados Unidos o España”; que “Bolivia volverá a ser un país minero mediante la refundación de la estatal Corporación Minera de Bolivia”, y pidió a los organismos financieros internacionales y países centrales la condonación total de la deuda externa. Llamó a Kirchner, Lula y Chávez “mis hermanos mayores”, y les reclamó “que no excluyan a Bolivia de los proyectos de integración energética en la región”. Como parte de la nueva ética pública (el mandato incaico “No robar, no mentir, no ser flojo”), anunció la rebaja a la mitad de los sueldos del presidente, diputados y senadores. Y aseguró que en agosto próximo entrará en sesiones una Asamblea Constituyente que deberá “refundar el país y no solamente reformar la Constitución”, lo cual incluye un “régimen de autonomías solidarias”, principal reclamo de las elites cruceñas. El nuevo presidente no se privó de pasar algunas “facturas”, como cuando acusó a algunos medios de hacer “terrorismo mediático”. Recordó cuando, enenero del 2002, lo expulsaron del Congreso, lo que, lejos de provocar su “muerte política”, lo catapultó como líder “antisistema”, dándole el aire necesario para subir una cuesta que lo dejó sentado en un sillón presidencial históricamente esquivo a los bolivianos de su etnia y de su clase. El Evo “terrorista”, “narcotraficante” y “asesino” tenía ayer la sartén por el mango y se dio el lujo de agradecerles a sus adversarios: “Muchas gracias, gracias a ustedes el pueblo tomó conciencia y hoy estamos acá; pero no se asusten –les dijo a los diputados de la derecha, cuyas caras inexpresivas contrastaban con la alegría de la izquierda, en un nuevo Parlamento casi dividido en dos bandos– no vamos a hacerles a ustedes lo que nos hicieron a nosotros.” Jaime Paz Zamora –que estaba en el palco con los ex presidentes– escuchó con sorpresa: “El boliviano en el exterior es considerado honesto y trabajador, y Bolivia es uno de los países más corruptos del mundo. ¿Cómo puede ser esto don Jaime?”, dijo mirando al mandatario cuyo gobierno (1989-1993) estuvo marcado por los “narcovínculos” que le costaron la cárcel a varios dirigentes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que poco tuvo de izquierda y menos de revolucionario. Después de reprender a un senador masista que estaba por ser vencido por el sueño, interpeló al nuevo Parlamento, que cuenta con 72 diputados del MAS sobre 130: “Este nuevo Congreso deberá ser el ejército de la liberación nacional, y si no puede, seguirán siendo los movimientos sociales los que continúen la lucha por la segunda independencia”. Cuando había pasado casi una hora y media de discurso que improvisó con la ayuda de un “machete”, el presidente, a esa hora ya en ejercicio, pronunció un discurso en aymara, provocando muestras de emoción entre los campesinos que seguían su discurso desde la Plaza de los Héroes, y luego saludó en quechua a los jefes de Estado extranjeros. “Gonzalo Sánchez de Lozada hablaba castellano con acento inglés, por fin un boliviano de verdad es nuestro presidente, por eso estamos orgullosos de él”, dijo uno de los mallkus (jefes aymaras) que anteayer hizo de seguridad en Tiahuanacu y ayer formó parte de la multitud concentrada para acompañar las ceremonias de transmisión de mando. Y Evo Morales no es el único indígena que llega al poder: Santos Ramírez, nuevo presidente del Senado, es hijo de una señora de pollera que no habla español y su colega de la Cámara baja, Edmundo Novillo, es un abogado quechua de origen campesino. Al momento de recibir el bastón de mando, la emoción generalizada hizo carne en Morales, que soltó varias lágrimas, como cayendo en la cuenta de lo que le estaba ocurriendo. Quizás ahí volvió a pensar en el niño llamero que juntaba cáscaras de naranjas que tiraban de los micros en Orinoca y su mayor sueño era “estar entre los pasajeros”. “Nunca soñé estar aquí. Gracias a mis padres, a mi pueblo, Orinoca, que me enseñó a ser honesto, a las seis federaciones cocaleras donde nací a la vida sindical y política”, dijo antes de concluir citando al Subcomandante Marcos: “Gobernaré obedeciendo al pueblo”. Al salir del Congreso lo esperaba el Palacio, su nuevo hábitat por cinco años, desde cuyo histórico balcón, acompañado por Hugo Chávez, asistió a un desfile militar. Luego seguiría la fiesta, junto al pueblo, en la histórica Plaza San Francisco. “Ya no podemos seguir llorando por los 500 años, nos toca gobernar.” Y hoy tocará empezar la rutina del Estado: nombrar ministros y anunciar las primeras medidas. En síntesis: reproducir en millones el sueño que el nuevo presidente boliviano acaba de hacer realidad. Fuente: Pagina /12

Seguir leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Mundo

El consumo humano de insectos puede ayudar a combatir el cambio climático

Publicado

el

Se puede comer un 80 % del cuerpo de los grillos, en comparación con un 55 % de las aves y un 40 % de los cerdos y la ternera.

Brochetas de grillos o paletas de escorpión son solo algunos de los productos exóticos que ya se empiezan a encontrar en establecimientos de algunos países con más asiduidad. También en restaurantes con estrella Michelin los insectos comestibles se van incorporando en platos de la carta. Además, algunas empresas han introducido productos con insectos en algunas grandes superficies. El hecho es que hay 1 millón de especies de insectos, que representan el 80% del reino animal, y 2.000 de estas son consumidas por millones de personas en todo el mundo.

Los expertos estiman que los insectos, gracias a sus efectos nutritivos, se pueden convertir también en un instrumento para combatir el cambio climático en el tránsito hacia un sistema alimentario más sostenible. Así lo expusieron en una conferencia sobre alimentación saludable y sostenible Anna Bach, profesora del Área de Nutrición de los Estudios de Ciencias de la Salud de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), y Marta Ros, dietista y doctoranda de la UOC, que presentó los resultados preliminares de su tesis sobre la proteína de insecto como proteína alternativa.

Ros recuerda que las especies de insectos son consideradas de origen animal, como la carne, el pez y los huevos, que proporcionan proteínas, grasas y nutrientes muy valiosos. “Aun así, solo se han creado algunas especies de insectos para el consumo, si bien en algunos países, como los asiáticos, el consumo de insectos es un comportamiento dietético con una larga historia; en China, por ejemplo, su consumo se remonta a 2.000 años atrás”, comenta la dietista. También se comen insectos en otros lugares de África, Centro y Sudamérica, México o Australia. La cría de insectos para el consumo humano “parece dar beneficios muy interesantes”, apunta Ros.

En cuanto al medio ambiente, su valor añadido es la reducción de la contaminación, una disminución en la emisión de los gases de efecto invernadero y un requerimiento inferior de agua. Por esta razón se concluye que “la cría de insectos para el consumo humano deja una huella ecológica menor, sobre todo en comparación con la ganadería convencional”. Para Ros, los principales obstáculos que puede haber para que aterrice en las cocinas occidentales son “la aceptabilidad y su seguridad alimentaria”.

Se puede aprovechar mucho más

Según los estudios mencionados por Ros, de los insectos se puede aprovechar más que de otros animales. Se puede comer un 80% del cuerpo de los grillos, en comparación con un 55% de las aves y un 40% de los cerdos y la ternera. Otro indicador que juega a su favor es la conocida como feed conversion ratio, que es la cantidad de kilos de alimento necesarios para obtener el peso del animal. “Los insectos son de sangre fría —explica Ros— y no tienen que metabolizar los alimentos para mantener su temperatura corporal, a diferencia de otras especies; esto hace que sean muy eficaces en su producción como alimento”. El agua necesaria para producir el producto también es inferior; igualmente, generan menos gases de efecto invernadero, y la ocupación de espacio en granjas es, al mismo tiempo, menor. De hecho, hay empresas que están desarrollando granjas de insectos que se pueden tener en casa.

En 2020 un informe internacional concluyó favorablemente sobre su valoración nutricional. En lo que se refiere a la toxicidad, los insectos no representan ningún problema para la seguridad, si bien se pueden producir reacciones alérgicas, como pasa con los crustáceos y los ácaros del polvo. Desde la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) también se ha establecido que los insectos forman parte de la vida de más de un millón de personas en el mundo. “La cría de insectos es una industria creciente, puesto que nuestros hábitos dietéticos están cambiando rápidamente y la voluntad del consumidor es probar cosas nuevas; por lo tanto, aumenta su consumo, no tienen la poca aceptabilidad de generaciones anteriores”, destaca Ros.

Un sistema alimentario más sostenible

Por su parte, Anna Bach defiende que los insectos pueden aportar su proteína para un sistema alimentario más sostenible, que actúa como “uno de los principales motores del cambio climático”. Hay que tener en cuenta que la población mundial podría llegar hasta los 9.000 millones de personas en 2050, “y, por lo tanto, tenemos que encontrar diferentes soluciones y, en este sentido, los insectos pueden tener un rol para esta población creciente”.

“Las soluciones deben ser múltiples —remarca la profesora de la UOC— y exigen reducir las pérdidas de los alimentos o las mejoras de las prácticas de producción, puesto que, si utilizáramos las técnicas más eficientes y de más rendimiento, que solo utilizan un 10% de los productores, podríamos llegar a reducir el 30% de las emisiones”. Bach cree que “las medidas tecnológicas son importantes, pero también los cambios en la dieta; no hay duda de que lo que debería pesar más en nuestra alimentación son los alimentos vegetales y mínimamente procesados”.

Seguir leyendo

El Mundo

China se negó a que la OMS realice una nueva investigación sobre el origen del Covid

Publicado

el

Ante la propuesta realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de reabrir la investigación sobre el origen del coronavirus, el régimen chino se negó a colaborar y calificó de “falta de respeto” y “arrogancia hacia la ciencia” el plan presentado por el organismo internacional, según dijo el viceministro de la Comisión Nacional de Salud de China, Zeng Yixin.

El funcionario chino negó la teoría de que el coronavirus salió de un laboratorio, argumentando que se trata de un rumor contrario al sentido común, a pesar de las múltiples denuncias que hay por parte de varios países e instituciones que señalan a China como responsable de la propagación de la pandemia.

El viceministro dijo en una rueda de prensa que estaba “extremadamente sorprendido” por la propuesta presentada el viernes por el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, que incluye investigaciones de laboratorios de virus en Wuhan, China, donde se detectaron los primeros casos de COVID-19 en 2019.

Zeng, indicó que el laboratorio en la ciudad de Wuhan no tiene virus que puedan infectar directamente a seres humanos. Dijo que China ha hecho aclaraciones repetidas veces y no aceptará el plan de la OMS.

LA PROPUESTA

La Organización Mundial de la Salud propuso el viernes pasado una segunda fase de estudios en China sobre los orígenes del coronavirus, incluidas auditorías de laboratorios en Wuhan.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, presentó el plan a los estados miembro en una reunión a puerta cerrada el viernes, un día después de decir que las investigaciones se veían obstaculizadas por la falta de datos sin procesar sobre los primeros días de propagación del COVID-19 en China.

Un equipo dirigido por la OMS pasó cuatro semanas en la ciudad de Wuhan y sus alrededores con investigadores chinos y dijo en un informe conjunto en marzo que el virus probablemente se había transmitido de murciélagos a humanos a través de otro animal.

Pero países como Estados Unidos y algunos científicos han exigido más investigaciones, en particular sobre el Instituto de Virología de Wuhan, que estaba realizando investigaciones sobre murciélagos. El plan de la OMS exige más estudios en China, pero no en otros países, y específicamente auditorías de laboratorios en Wuhan, dijeron diplomáticos chinos en una respuesta inicial a la propuesta presentada por Ghebreyesus.

China calificó la teoría de que el virus pudo haber escapado de un laboratorio de Wuhan como “absurda” y ha dicho repetidamente que “politizar” el tema obstaculizaría las investigaciones.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, dijo el viernes en una rueda de prensa que algunos datos no podían copiarse o salir de China porque involucraban información personal.

Previo al anuncio del nuevo plan el director de la Organización Mundial de la Salud dijo que China debe cooperar más en la investigación sobre los orígenes de la pandemia de coronavirus.

“Esperamos que haya una mejor cooperación para que sepamos qué pasó realmente”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa.

Tedros aseguró que tras la primera fase de investigaciones, que culminó con una visita de expertos internacionales a Wuhan (la ciudad central china donde se diagnosticaron los primeros casos), se está diseñando ya una segunda. “Necesitamos continuar la investigación para saber qué ocurrió realmente, pues si lo acabamos sabiendo nos puede servir para evitar crisis futuras similares”, afirmó el experto etíope.

Las declaraciones de Tedros suponen un llamativo cambio de tono después de meses en los que había declinado comentar públicamente la teoría del laboratorio o la actitud de las autoridades chinas en las investigaciones, que comenzaron con meses de retraso y bastantes obstáculos para los expertos de la OMS y otras agencias.

Infobae con información de AP y Reuters

Seguir leyendo

El Mundo

Destacan eficacia de la vacuna Sinopharm contra el COVID-19 y la variante Delta

Publicado

el

La investigación realizada en pacientes de Sri Lanka, país vecino de India, indicó que las dosis crean defensas en niveles similares a las personas que sufrieron un contagio

Un estudio realizado en Sri Lanka determinó que la vacuna china Sinopharm es eficaz contra la variante Delta del coronavirus y genera una alta respuesta de anticuerpos en la gran mayoría de pacientes, según un estudio publicado este martes.

Los resultados del estudio, publicado en el repositorio de artículos científicos medRxiv y realizado por científicos de la Universidad de Oxford y de la Universidad de Sri Jayawardenapura, sugieren que los vacunados con Sinopharm “tienen un nivel similar de protección contra la infección con (las variantes) Delta y Beta”.

“La conclusión de este informe es que cuando se trata de Delta y otras variantes, la vacuna de Sinopharm induce niveles similares de respuestas de anticuerpos que las personas que se han infectado de forma natural, lo que es muy bueno”, dijo Neelika Malavige, jefa del Departamento de Inmunología y Medicina Molecular. Si bien el estudio halló una menor respuesta contra la variante Beta (detectada originalmente en Sudáfrica), esta no es la que genera más preocupación en la actualidad, ya que la OMS proyecta que la Delta (de la India) será la dominante a nivel mundial.

Ante el análisis de 282 personas vacunadas con esta fórmula, los autores indicaron que la vacuna china logró además una respuesta de anticuerpos (seroconversión) del 95% contra la proteína ‘spike’ del SARS-CoV-2.

La respuesta fue diferente según los grupos etarios. Entre los pacientes de entre 20 y 40 años, el 98% desarrolló anticuerpos, mientras que entre los voluntarios de más de 60, la tasa de desarrollo de defensas pasa a 93%. “Esto no es sorprendente, ya que las personas mayores responden menos a las vacunas”, añadió la especialista.

Sinopharm, aprobada por la OMS, presentó meses atrás estudios en varios países con una eficacia general de casi 80%. La fórmula es usada en decenas de países con compras directas o con entregas a través del mecanismo COVAX. En Argentina, un reciente estudio “de vida real” en pacientes de más de 60 años arrojó una eficacia de 84% para prevenir la mortalidad tras la aplicación de las dos dosis.

Infobae con información de EFE y Reuters

Seguir leyendo

Más vistos