Seguinos

Deportes

River puso el corazón y logró la clasificación

COPA SUDAMERICANA

Publicado

el

Perdía 2-1, jugaba con nueve, era insultado pero con Falcao como abanderado dio vuelta un partido increíble. El colombiano metió tres, el otro lo hizo Ríos y así se metió en cuartos al vencer por 4-2 a Botafogo (Lucio y Dodo), que terminó con 10.


Con el alma, el corazón y la cabeza de Falcao River dio vuelta un partido increíble. Pese a estar en desventaja, jugar con nueve hombres y ser insultado por todo el estadio, el equipo de Passarella dejó todo en la cancha, venció por 4-2 a Botafogo y se metió en los cuartos de final de la Copa Sudamericana (enfrentará a Defensor Sporting o El Nacional). El colombiano, autor de tres goles, fue el encargado de apagar un incendio que prometía, según los gritos de la gente, llevarse al entrenador y al presidente de River. Sin embargo el agónico grito del delantero, en el segundo minuto de descuento, paró la tempestad y desató el festejo incontenible de todos. Jugadores, Passarella, dirigentes, hinchas… Apurado, nervioso, impreciso. Así arrancó River el partido ante Botafogo. Estuvo cerca de abrir el marcador a los cuatro minutos, luego de un desborde de Villagra que desperdició Ortega entrando por el medio, pero el ímpetu por atacar como sea lo llevó a desprotegerse atrás y lo pagó muy caro. A los 10m el equipo del Kaiser se equivocó en la salida, Botafogo armó rápido una contra, Joílson encaró por la derecha, mandó un centro atrás que ningún defensor logró rechazar y por el otro lado ingresó Lucio para marcar el 1-0 con un zurdazo cruzado. River siguió acelerado y Ortega desperdiciando chances, como a los 21m, cuando encontró el cuerpo del arquero Max tras una muy buena jugada preparada tras un tiro libre. La impotencia y los silbidos se multiplicaban con el paso de los minutos, pero a los 31m Falcao puso la cabeza luego de un centro de Ferrari e hizo revivir al Monumental, que tres minutos después explotó con la expulsión de Zé Roberto. El orden y el buen trato de la pelota ya no le permitían a los brasileños aguantar el ritmo arrollador de River, que tuvo en el pie derecho del colombiano el segundo (ganó otra vez el mano a mano Max). La última del primer tiempo la tuvo Ortega, quien volvió a tirarla por arriba del travesaño. El Millonario decidió apretar el freno en el arranque del complemento, buscando usar la inteligencia para sacar provecho del hombre de más, y antes de los 10 minutos tuvo una muy clara en un remate de Augusto Fernández que encontró otra gran respuesta de Max. La tranquilidad le duró poco, ya que a los 12m Lussenhoff terminó de cerrar una noche para olvidar con una patada que derivó en su expulsión y en otra complicación para el equipo argentino. Henrique avisó en una contra y Dodo concretó a los 20m luego de otra buena subida de Joílson. El 2-1 hizo levantar al público local, para insultar a Passarella y para irse del Monumental. Ahumada no escapó del descontrol y se hizo expulsar. Sin embargo, cuando el tercero de la visita estaba al caer Falcao, con un remate desde lejos, a los 25m, volvió a emparejar las acciones. River se entonó y a los 33m Ríos, con una gran definición, puso el tercero y transformó los insultos en aliento. El Millonario iba e iba. Carrizo buscaba el gol heroico en un córner, Belluschi se lo perdía de cabeza, Botafogo rezaba para que los centros no llegaran a la cabeza del goleador. Pero el de arriba no los escuchó y por arriba, en la última jugada, Falcao los mandó del cielo al infierno. Ganó River. Respira. FORMACIONES Y CAMBIOS RIVER: Juan Pablo Carrizo; Paulo Ferrari, Nicolás Sánchez, Federico Lussenhoff, Cristian Villagra (ST 8m Matías Abelairas); Augusto Fernández (ST 29m Nicolás Domingo), Oscar Ahumada, Fernando Belluschi; Ariel Ortega; Andrés Ríos (ST 37m Marco Ruben) y Radamel Falcao. DT: Daniel Passarella. BOTAFOGO: Max; Renato Silva, Juninho, Alex; Joílson (ST 35m Alessandro), Leandro Guerreiro, Tulio, Lucio Flávio (ST Luciano); Zé Roberto; Jorge Henrique y Dodó (ST 37m Reinaldo). DT: Cuca. AMONESTADOS: Lucio (B); Lussenhoff (R); Zé Roberto (B); Renato (B); Villagra (R); Fernández (R); Max (B); Domingo (R). EXPULSADOS: PT 31m Zé Roberto (B); ST 12m Lussenhoff (R); 27m Ahumada (R). CANCHA: River. ARBITRO: Carlos Amarilla (Paraguay) Fuente: TyC Sports

Seguir leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

Paula Pareto: un ejemplo de pasión y humildad

Publicado

el

Si hay algo que los Juegos Olímpicos ponen de manifiesto, además de la perfección que puede alcanzar un cuerpo, es la calidad humana de los atletas que compiten. Más allá de las rivalidades propias de un sano enfrentamiento deportivo, los participantes conocen y comparten las dificultades que deben superar en el camino a la gloria. Por eso, resultan emotivos los gestos que reconocen a los verdaderamente grandes.

Paula Pareto no solamente recibió un sentido abrazo de Funa Tonaki (la judoka japonesa que la dejó afuera de los cuartos de final) sino que en su regreso a la Villa Olímpica fue recibida con una ovación por sus pares de la delegación argentina. En esos reconocimientos pudo verse la grandeza de la “Peque” que, a pesar de esta derrota, deja una marca indeleble en el deporte nacional.

La participación en Tokio

Cada cuatro años, el fanatismo vuelve a encenderse alrededor del mundo. Los aficionados al deporte se vuelcan en masa a alentar a sus atletas predilectos. En estas condiciones, las apuestas deportivas se incrementan exponencialmente: todos buscan seguir en vivo los eventos y dar un voto de confianza a los mejores. En Argentina, con 188 participantes clasificados, hay variedad para elegir.

Las esperanzas de alcanzar una medalla se posan principalmente en las Leonas, el equipo femenino de hockey, y también en los Pumas, en el caso del rugby masculino. También en el yatching, que dio una medalla de oro en Río 2016 (con Santiago Lange y Cecilia Carranza), y en menor medida en el básquet. En cuanto a las participaciones individuales, destacan los nombres del velista Facundo Olezza, las regatistas Sol Branz y Victoria Travascio, el luchador Agustín Destribats, y el tirador Federico Gil.

La victoria que no pudo ser

Aunque lo importante sea competir, algunas derrotas dejan sabor amargo. Sin embargo, Paula Pareto se retira de la vida deportiva con la frente en alto.

En Tokio 2020, que marcará su última participación profesional, logró vencer impecablemente a la sudafricana Geronay Whitebooi y a la eslovena Maruša Štangar, antes de caer ante Tonaki en cuartos de final y ante la portuguesa Catarina Costa en el repechaje.

Con treinta y cinco años y su vocación de médica a cuestas, demostró su valor y peleó hasta el final a pesar de una lesión que no dejó de incomodarla. Incluso, con la humildad y la sencillez que la caracterizan, pidió perdón al público argentino por no haber podido darle la alegría que según ella merecía.

La “Peque”, oriunda de San Fernando, campeona mundial y orgullo nacional, deja un legado de veintiún medallas en diferentes campeonatos entre las que se destacan el bronce en Pekín 2008 y el oro consagratorio en Río 2016.

La marca que deja en el judo ya es indeleble y pese a que el reconocimiento de este deporte no alcanza los niveles de fanatismo que puede generar el fútbol, el tenis, o el hockey, el respeto de sus colegas y de todos los aficionados al deporte la ubican para siempre en lo más alto, junto a figuras de la talla de Messi, Del Potro y Aymar.

Seguir leyendo

Deportes

Paula Pareto: un ejemplo de pasión y humildad

TOKIO 2020

Publicado

el

Si hay algo que los Juegos Olímpicos ponen de manifiesto, además de la perfección que puede alcanzar un cuerpo, es la calidad humana de los atletas que compiten. Más allá de las rivalidades propias de un sano enfrentamiento deportivo, los participantes conocen y comparten las dificultades que deben superar en el camino a la gloria. Por eso, resultan emotivos los gestos que reconocen a los verdaderamente grandes.


Si hay algo que los Juegos Olímpicos ponen de manifiesto, además de la perfección que puede alcanzar un cuerpo, es la calidad humana de los atletas que compiten. Más allá de las rivalidades propias de un sano enfrentamiento deportivo, los participantes conocen y comparten las dificultades que deben superar en el camino a la gloria. Por eso, resultan emotivos los gestos que reconocen a los verdaderamente grandes.

 

 

La participación en Tokio

Cada cuatro años, el fanatismo vuelve a encenderse alrededor del mundo. Los aficionados al deporte se vuelcan en masa a alentar a sus atletas predilectos. En estas condiciones, las apuestas deportivas se incrementan exponencialmente: todos buscan seguir en vivo los eventos y dar un voto de confianza a los mejores. En Argentina, con 188 participantes clasificados, hay variedad para elegir.

 

Las esperanzas de alcanzar una medalla se posan principalmente en las Leonas, el equipo femenino de hockey, y también en los Pumas, en el caso del rugby masculino. También en el yatching, que dio una medalla de oro en Río 2016 (con Santiago Lange y Cecilia Carranza), y en menor medida en el básquet. En cuanto a las participaciones individuales, destacan los nombres del velista Facundo Olezza, las regatistas Sol Branz y Victoria Travascio, el luchador Agustín Destribats, y el tirador Federico Gil.

 

 

La victoria que no pudo ser

 Aunque lo importante sea competir, algunas derrotas dejan sabor amargo. Sin embargo, Paula Pareto se retira de la vida deportiva con la frente en alto.

 

En Tokio 2020, que marcará su última participación profesional, logró vencer impecablemente a la sudafricana Geronay Whitebooi y a la eslovena Maruša Štangar, antes de caer ante Tonaki en cuartos de final y ante la portuguesa Catarina Costa en el repechaje.

 

Con treinta y cinco años y su vocación de médica a cuestas, demostró su valor y peleó hasta el final a pesar de una lesión que no dejó de incomodarla. Incluso, con la humildad y la sencillez que la caracterizan, pidió perdón al público argentino por no haber podido darle la alegría que según ella merecía.

 

La “Peque”, oriunda de San Fernando, campeona mundial y orgullo nacional, deja un legado de veintiún medallas en diferentes campeonatos entre las que se destacan el bronce en Pekín 2008 y el oro consagratorio en Río 2016.

 

La marca que deja en el judo ya es indeleble y pese a que el reconocimiento de este deporte no alcanza los niveles de fanatismo que puede generar el fútbol, el tenis, o el hockey, el respeto de sus colegas y de todos los aficionados al deporte la ubican para siempre en lo más alto, junto a figuras de la talla de Messi, Del Potro y Aymar.

 
Seguir leyendo

Deportes

Terrile recibió a Victoria Caballero, integrante del seleccionado argentino de vóley U18-U20

Publicado

el

DEPORTES

El secretario de Deportes de la Provincia, Jorge Terrile, recibió este miércoles a la jugadora de vóley de la Selección Argentina U18 y U20, Victoria Caballero, quien recientemente participó del Mundial de la categoría U20 en Países Bajos.

De visita en sede de Secretaría de Deportes, Victoria, de 16 años de edad y oriunda de Corrientes Capital, comentó que arrancó su carrera desde temprana edad, en las inferiores del Club Regatas.

Tras jugar un tiempo en Regatas y luego en la provincia del Chaco, se instaló en Santa Fe, donde actualmente se destaca en las filas del Club Trebolence.

Por su notoria performance en la institución santafesina, fue citada a integrar el plantel argentino U18 y U20, también conocidos como “Las Panteritas”.

De regreso del Mundial en Países Bajos, donde Argentina finalizó en el puesto N° 11, se encamina nuevamente a concentrar para la Selección U18 y participar del 20 al 29 de septiembre en el Mundial de México.

Por su parte, el Secretario de Deportes Jorge Terrile, manifestó el enorme orgullo de recibir la visita de una jugadora de selección nacional.

Comentó también que, desde el Gobierno de la Provincia, y siguiendo los lineamientos del Gobernador Gustavo Valdés como política de estado, articulará junto a Victoria, acciones a futuro en lo relativo a vóley.

Seguir leyendo

Más vistos