Seguinos

Variedades

Calculan niveles de confort que aportarían “paredes y techos verdes”

Publicado

el

Un estudio de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNNE estimó la incidencia en niveles de confort térmico-acústico que tendría la implementación de sustratos con vegetación en techos y paredes de sistemas constructivos característicos de la región nordeste. En todos los casos estudiados los sustratos ayudan a alcanzar niveles óptimos de confort.

Las “envolventes” constituyen la piel de los edificios, como techos o paredes, a través de la cual los edificios realizan su intercambio energético entre el ambiente interior y exterior, siendo de esta manera moderadoras ambientales.

El uso desde una perspectiva ecológica de las envolventes en la construcción, mediante la implementación de sustratos verdes en techos y paredes, resulta relativamente reciente, considerando que su adecuado diseño es la principal herramienta para disminuir el consumo energético y lograr de forma sustentable condiciones de confort en los espacios.

En la región nordeste de Argentina es muy limitada la implementación de “envolventes verdes”, y en los casos que se observa su utilización, se los hace con fines estéticos o paisajísticos, pero no como una herramienta de optimización ambiental-constructiva.

Desde la Facultad de Arquitectura de la UNNE se viene promoviendo el uso en la región de tecnologías constructivas más amigables con el ambiente, y esa línea recientemente se llevó a cabo un estudio para calcular la incidencia que tendrían las paredes y cubiertas verdes en dos sistemas de construcción muy usados en la región como son mampostería de bloques de hormigón y cubierta plana de losa de hormigón.

En el estudio, mediante cálculos aplicados y en base a las normas IRAM 11.601 y 11.605, se estimó primero el grado de transmitancia térmica y acústica de sistemas constructivos propios de la ciudad de Resistencia-Chaco, y de la región, y luego se calculó el desempeño tras la aplicación de sustratos con vegetación en techos y paredes.

 “Todas las mediciones demostraron la incidencia de los sustratos verdes para alcanzar niveles de confort térmico-acústico de edificaciones” resaltó Florencia Galizzi, autora del estudio que cuenta con la dirección de la Dra. Arq. Claudia Pilar y la Co-dirección del Arq. Daniel Vedoya.

El proyecto se lleva a cabo en el Instituto de Investigaciones Tecnológicas para el Diseño Ambiental del Hábitat Humano (ITDAHu) de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNNE (FAU).

El estudio fue presentado en la “XXVI Reunión de Comunicaciones Científicas y Tecnológicas de la UNNE” y fue distinguido como Mejor Trabajo de Becario de Pregrado en el área de Ciencias Tecnológicas.

RESULTADOS DEL ESTUDIO

Según lo observado en el estudio, en los tradicionales cerramientos verticales de mampostería de bloques de hormigón para verano e invierno se cumplía con el Nivel C de la normativa de eficiencia energética, nivel mínimo de confort, mientras que al aplicar el sistema hidropónico verde se halló un valor que cumple con el Nivel A, el recomendado de acondicionamiento térmico.

El elemento encargado de hacer la diferencia es la capa de sustrato y vegetación, que por su baja conductividad térmica aumenta la resistencia total del cerramiento.

En el caso de los techos, según los cálculos, en las cubiertas planas de losa de hormigón el valor hallado en verano no cumplía con niveles de confort térmico y en invierno cumplía con el nivel B (nivel medio de confort). Pero al aplicar el “techo verde extensivo” se halló un valor que cumple con el nivel A de máximo confort en ambas estaciones.

Respecto a la aislación acústica, el primer cálculo de mampostería de bloques de hormigón arrojó una aislación acústica del 80%, mientras que al aplicar el sistema hidropónico se mejora el aislamiento cubriendo el 100% de lo requerido. El elemento encargado de hacer la diferencia es nuevamente la capa de sustrato.

LOS SUSTRATOS VERDES

El sistema hidropónico vertical está formado por una estructura de perfilería de aluminio, una capa impermeable, sellante, membrana de distribución y sustrato proyectado con una mezcla de semillas.

El techo extensivo consta de una lámina impermeable sobre el soporte; una capa antirraiz geotextil; una capa drenante; una capa filtrante y absorbente geotextil; y el sustrato con acabado vegetal.

VENTAJAS PARA LA REGIÓN

Galizzi comentó que en el estudio se aplicaron dos modelos de sistemas de sustratos disponibles en el mercado, no obstante existen distintas alternativas que podrían utilizarse.

En ese sentido, resaltó que justamente uno de los objetivos del proyecto es dar a conocer las ventajas higrotérmicas-acústicas dada la baja aplicación en el contexto regional.

Detalló que las envolventes verdes además de la reducción de consumo energético y mejora acústica de las edificaciones, también aportan beneficios estéticos, ecológicos, urbano-paisajísticos, y se constituyen en una innovación tecnológica para la remodelación y rehabilitación energética de obras.

“La intención es demostrar las numerosas ventajas de estos sistemas, tanto para los profesionales de la construcción como para la sociedad en general” remarcó Galizzi.

Sostuvo que muchas veces se considera que la vegetación trae aparejados problemas de humedad o suciedad en las edificaciones, sin embargo, los sistemas utilizados de sustratos y vegetación para envolventes garantizan que no existan dichos inconvenientes. 

Seguir leyendo
Publicidad

Datos Útiles

Desarrollan una bebida frutal “probiótica” utilizando derivado de la leche

Publicado

el

Un proyecto de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNNE busca aprovechar el suero lácteo que se descarta de la elaboración de productos derivados de la leche, y con ese fin avanzan en la elaboración de una bebida frutal “probiótica” fermentada naturalmente que aprovecha las proteínas, minerales y otros compuestos funcionales-nutricionales del suero. En los primeros ensayos se obtuvo una bebida muy agradable en gusto a partir de suero de yogur de leche de búfala.

El suero lácteo es un subproducto de la elaboración de productos derivados de la leche y contiene proteínas, minerales, azúcares, entre otros compuestos nutritivos.

Pero cuando el mismo es descartado como desperdicio puede convertirse en un contaminante del ambiente debido a la gran carga de microorganismos que pueden generar daño en el suelo, agua o lugares en los que se deseche.

Si bien en las industrias lácteas más grandes este suero es aprovechado con distintos fines, en gran parte de los pequeños establecimientos elaboradores se los descarta sin tratamiento alguno.

En ese sentido, desde la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNNE, a través del Laboratorio de Tecnología de los Alimentos, en los que se elaboran diferentes productos lácteos, se consideró necesario encontrar utilidad a la gran cantidad de suero que se obtenían en los procesos de elaboración, y de esta forma evitar su desperdicio y aprovechar las propiedades benéficas para la salud del mismo.

Así, surgió la idea de poder elaborar un producto probiótico, o alimento funcional, y se pensó en una bebida nutricional.

Tras numerosas propuestas y ensayos, y la pandemia de por medio, se empezó a trabajar en la elaboración de una bebida gaseosa fermentada naturalmente en la que se aproveche el suero en un producto que además incluya frutas regionales de estación.

“Las primeras pruebas se hicieron con suero proveniente de la elaboración de yogur griego de leche de búfala, en distintas mezclas con naranja, manzana, piña y otras frutas, y se obtuvo una bebida muy palatable” según explicaron la doctora Gladis Rébak, la médica veterinaria Gladys Obregón y la estudiante Victoria Canteros, a cargo del proyecto.

Agregaron que básicamente es suero con jugos de frutas y azúcar, y se logra una fermentación natural. La transformación en una bebida gaseosa significa que los microorganismos del suero están activos.

Para graficar la relevancia del aprovechamiento del suero, en la elaboración de 10 litros de yogur griego, quedan 5 litros de suero.

La médica veterinaria Obregón explicó que se está en una instancia inicial del proyecto, pero son alentadoras las expectativas, en especial teniendo en cuenta que la bebida obtenida es muy agradable en gusto.

A la fecha al producto se le hicieron algunos análisis físico-químicos, y se ajustó la formulación para obtener un producto estandarizado.

En las etapas posteriores se realizarán nuevos estudios analíticos, y se determinará qué tipos de microorganismos están activos en la bebida lograda y así ampliar la información respecto a las propiedades benéficas del alimento.

También se proyecta realizar estudios del tipo nutricional y de palatibilidad y sensoriales.

Un dato destacado del proyecto es que se trabaja con suero congelado, y se comprobó que los microorganismos siguen activos tras su preservación en frío, según explicó la estudiante Victoria Canteros.

Agregó que los ensayos se realizaron con suero de yogur de leche de búfala, y en algunas pruebas se utilizó kéfir de leche, pero consideraron que con la formulación ajustada podrían utilizarse distintos tipos de suero, tanto de búfala como de leche vacuna.

Por su parte, la Dra. Rébak comentó que la idea es poder transferir la formulación de la bebida probiótica a los productores lácteos, quienes en sus establecimientos podrían dar valor agregado a su producción y a la vez solucionar el problema del descarte del suero.

Sostuvo que desde la Cátedra de Tecnología de los Alimentos hace años se viene trabajando en la promoción de alternativas productivas que posibiliten dar valor agregado a la producción local y regional.

Pero en este caso, el producto que se elabora además de brindar una posibilidad de agregado de valor a la producción tiene dos aristas importantes que son evitar el desperdicio de un subproducto de potencial riesgo ambiental y por otra parte aborda la producción de alimentos funcionales, en este caso una bebida probiótica, que en la actualidad son muy demandados.

“Esperemos superar las restantes etapas de ensayos y estudios necesarios para poder incorporar este producto al mercado” finalizó.

La bebida probiótica forma parte de los distintos productos elaborados en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNNE a través de la marca “FAVET”.

Seguir leyendo

Datos Útiles

Llegan más de 800 mil dosis de AZ para reforzar la lucha contra el Covid-19

Publicado

el

Un vuelo con más de 800 mil dosis de la vacuna AstraZeneca arriba al país para reforzar el Plan Estratégico de Vacunación contra el COVID-19 que lleva adelante el Gobierno nacional, informaron fuentes oficiales.

De esta manera, Argentina habrá recibido un total de 41.833.930 dosis, de las cuales, más de16 millones llegaron en el mes de julio.

El vuelo tiene un aterrizaje programado a las 18. Se trata del decimoctavo viaje en lo que va de julio que sumará en el mes 16.127.200 dosis (1.744.000 de Sputnik V: 1.141.000 del componente 1 y 603.000 del componente 2; 2.883.200 de AstraZeneca y Oxford; 3.500.000 de Moderna y 8.000.000 de Sinopharm).

Desde el inicio de la campaña de inmunización, en diciembre de 2020, llegaron a la Argentina 41.033.430 vacunas, de las cuales 14.000.000 corresponden a Sinopharm; 11.868.830 a Sputnik V, (9.375.670 del componente 1 y 2.493.160 del componente 2); 9.140.600 a las de AstraZeneca y Oxford cuyo principio activo se produjo en la Argentina; 3.500.000 a Moderna; 1.944.000 a AstraZeneca por el mecanismo COVAX de la OMS y 580.000 a AstraZeneca-Covishield.

De acuerdo al Monitor Público de Vacunación, portal oficial del Ministerio de Salud, hasta esta mañana se distribuyeron 35.582.374 dosis en todo el territorio, al tiempo que se aplicaron 29.880.247.

De ese total, 23.857.637 personas fueron inoculadas con la primera dosis y 6.022.610 cuentan con el esquema completo.

Seguir leyendo

Opinión

La importancia de adoptar una actividad física como parte de nuestra vida cotidiana

Publicado

el

El deporte está aportando al mundo la alegría y el ánimo que tanto se necesita para superar estos tiempos difíciles. Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, la Copa América, la Eurocopa y Wimbledon –entre otros- traen en este tiempo de incertidumbres, emoción y entretenimiento a millones de personas.

Y es precisamente este momento el que debemos aprovechar para abordar y adoptar a la actividad física como un estimulante para el bienestar general, reconociéndole otros beneficios como: mejoras en la salud mental, prevención de la demencia, tratamiento de alteraciones en el sueño, así como evitar lesiones por caídas y sus consecuencias, entre muchos otros beneficios.

En el 2016, una cuarta parte de la población mundial era físicamente inactiva, aumentando el riesgo en el desarrollo de enfermedades a las que llamamos crónicas no transmisibles (obesidad, cáncer, hipertensión arterial, enfermedades renales) citadas justamente así por su evolución lenta, consecutiva y por la mala calidad de vida que generan.

En la actualidad, claramente la pandemia de Covid- 19 nos ha mostrado el enorme valor de la actividad física vinculada al bienestar de las personas a nivel mundial.

El ejercicio durante el tiempo de aislamiento social obligatorio fue considerado una actividad esencial por muchos gobiernos en todo el mundo, tan esencial como el alimento, el distanciamiento social y la búsqueda de atención médica.

Las primeras campañas gubernamentales de regreso paulatino a la actividad diaria durante esta pandemia, alentaron al público a salir y hacer ejercicio, más aun, teniendo en cuenta las investigaciones actuales donde se confirma que realizar actividad física en forma regular se asocia a un menor riesgo de presentar formas graves de COVID-19.

Existen además, beneficios adicionales en la promoción de la actividad física, entre ellos: la menor contaminación atmosférica y acústica, la mitigación del cambio climático y otros aspectos amigables con la ecología, que surgen consecuentemente del menor uso de transportes motorizados a cambio de traslados activos como caminatas y en bicicletas, al trabajo y la escuela.

Países consustanciados con este tipo de políticas han invertido en ciclovías y mejoras en la infraestructura peatonal.

Se torna entonces fundamental hacer foco en la necesidad urgente de aumentar los niveles de actividad física, tanto de la población general como en niños y adolescentes, incluyendo a los adultos mayores y a las personas con discapacidad.

Es indispensable reflexionar y comprender que las estrategias en salud pública de esta magnitud aumentarán las expectativas de vida, disminuirán las dolencias a edades más tempranas y –consecuentemente-, reducirán el gasto en salud de la población.

La pandemia demostró lo fácil e importante que es hacer una caminata diaria de 30 minutos.

La promoción de la actividad física en nuestros entornos familiares inmediatos, con objetivos razonables y progresivos, demostrará que mantenerse en movimiento es posible.

De nosotros depende lograr que estos buenos hábitos persistan en el tiempo.

(*) Dra. Celeste López

Seguir leyendo

Más vistos